Factor maya

El que creía que el mundo se iba a acabar… no entendía…, si crees que no está pasando nada…, sigues sin entender.

 

Los mayas nos comunicaron, con el final de su calendario de la “cuenta larga”, que una “era” terminaba; ellos le llaman “el quinto sol” y que comienza una nueva era, “El sexto sol”. El 21 de Diciembre de 2012, comenzó el “Sexto sol”. Una era con un nuevo paradigma, que se basa en el “autoconocimiento”, conócete a ti mism@ y conocerás al universo…!

Vivimos en un mundo dual. El cual ha estado inmerso en los últimos miles de años en su parte de oscuridad. Debía ser así, ya que nuestro sistema solar, en su recorrido orbital alrededor de Alción (el sol central de las Pléyades), se encontraba en un punto alejado de la luz del sol central de la vía láctea “Hunab Ku”. El alineamiento galáctico del 21 de Diciembre de 2012 (solsticio) marcó el comienzo del “día galáctico”. Estamos ahora, más cerca de la luz y más alejados de la oscuridad. La era de luz, ha iniciado “oficialmente”. Cada día la veremos “brillar” más  y más. La Oscuridad cada vez será menor, hemos llegado al punto crítico. Este cambio nos pondrá enfrente de nuestro “espejo humeante” esas áreas de sombra que cada uno poseemos, y no deseamos reconocer y que guardan el mayor potencial de luz. No podemos cambiar algo que no reconocemos. Al integrar esta dualidad, tendremos acceso a mayor luz.

“Conócete y conocerás al universo, cambia y el mundo cambia”.

Así que si muchos se preguntan, si ya se acabo todo esto de los Mayas y su sabiduría, la respuesta es clara…….solo acabamos de empezar…!!

Este 26 de Julio de 2013, día en que la estrella de Sirio asciende en conjunción con el Sol, damos inicio al nuevo año Maya, el año de la Semilla Galáctica Amarilla, en donde toda la humanidad como una sola familia planetaria, entrará en un estado de paz, armonía y florecimiento.

Mientras tanto, el día 25 de julio, llamado el “Día fuera del tiempo”, es un día espiritual, de meditación para recibir el año nuevo, con nuevas y renovadas energías, es un día especial para preparar el alma, crear un espacio para el juego, el arte, la magia y la creatividad.

Así que bienvenido al año del florecimiento, donde cosecharemos lo que hemos sembrado.

eljaguar

Anuncios